lunes, 3 de agosto de 2009

La cuna de la cultura

3.8.2009.

 


Por: Cristina Perez en Aragón Liberal

Durante la pasada semana ha tenido lugar en Jaca la celebración del 45 Festival Folklórico de los Pirineos. Esta edición ha reunido a un total de 17 países de los cinco continentes, que han mostrado su cultura y tradiciones por las calles de la capital jacetana.

En el año 1963 y con motivo de la conmemoración del IX centenario de la catedral de Jaca se celebró el primer Festival Folklórico de los Pirineos. La idea nació en el seno del Centro de Iniciativa y Turismo de Jaca, de la mano de su presidente, Armando Abadía.

 

Por aquellos tiempos sólo dos países participaron en el novedoso festival: Francia y España. No era de extrañar, ya que estos festivales comenzaron celebrándose de manera alternativa los años pares en Olorón (Francia) y los impares en Jaca.

 

Desde entonces, se han producido grandes cambios en cuanto al desarrollo de los festivales. El Ejército se ocupaba hace años de gran parte de la organización. Hoy en día apenas tiene participación. Los países participantes han evolucionado desde dos hasta los 17 de este año, provenientes de los cinco continentes y con culturas diversas y diferentes. Además, en Olorón ya no se celebra este festival, por lo que en los años pares se produce un "vació cultural" en lo que a este festival respecta.

 

Sin embargo, Jaca no se ha sentido afectada por la suspensión del festival en la ciudad francesa. La capital de la Jacetania sigue acogiendo a miles de participantes y visitantes que disfrutan de unos días de color y vida, tradición y cultura, difíciles de disfrutar en cualquier otro evento que se disfrute.

 

No hay que olvidar tampoco la importancia de los voluntarios en este festival. Sin ellos, todo sería mucho más complicado. Encargados de acompañar a los grupos participantes en todo aquello que necesiten, desfilar como azafatas/os, organizar su estancia o controlar su asistencia, las 250 personas que este año han colaborado para que todo salga según lo previsto son personas comprometidas que dan a los festivales un toque todavía más humano.

 

Pasacalles, desfiles, el espectáculo "baila con nosotros" y la novedad de este año: las Jornadas Gastronómicas. Jaca se ha llenado de color, de alegría, de música y de cultura. Un año más, se ha podido disfrutar del mejor espectáculo en el mejor ambiente. La diferencia cultural no ha sido capaz de alejar la alegría y la fiesta que tanto participantes como visitantes han vivido conjuntamente esta semana.

No hay comentarios: